Todos los caminos conducen a AMOR (((ROMA))) y así como “todos”, las pantallas también son de SILICI

«Los niveles de ordenación constitutivos de toda vida y toda materia se rigen por leyes implícitas de forma; las energías sutiles que determinan la forma existen como pautas geométricas repetitivas y figuras que influyen sobre la expresión de toda clase de sistemas, desde el átomo más diminuto hasta la más inmensa galaxia.» ∞ Richard Gerber.

En la pantalla no existe el TIEMPO.

Cada uno de nosotros interactúa en una cotidianidad de pantallas, como si estuviéramos rodeados de “sutiles espejos” desde los que se transmite información de una “hiper realidad” que nos desconecta, nos condiciona o nos programa. En esta relación multivincular los mensajes llegan y se venden desde los afectos, cada “anuncio”, cada selfie, cada momento capturado congela esa necesidad afectiva de “pertenecer” aunque sea de forma “virtual”a algo, y poco a poco nuestra emocionalidad se mide desde el termómetro de un like o emoticon genérico que “estandariza” un tipo de emocionalidad o que intenta representar lo que cada uno de nosotros desconoce.

Si vemos esas pantallas solamente desde el “filtro tecnológico”, en verdad no existe una gran diferencia entre un textil de paracas, o una pintura rupestre en una cueva, o un muñeco Hoppi, o la escritura en un códice maya, o un papiro, un lienzo, etc… porque la pantalla tiene una “funcionalidad emocional de transmisión” que es común y es registrada desde un plano mental (sensorial) cuando se difunde o se observa.

En la letra efe (f) del logotipo de este “medio” masivo (carelibro) desde el que construyo, elaboro y comparto este texto, puedo reconocerme tanto en mi calidad "observador" así como también en mi condición de esclavo.

Esa misma letra efe sugiere de manera simbólica la postura de la columna vertebral de una persona que inclina su cuello y cabeza para observar algo (FIG. 1 y 2). Este símbolo posee una fuerza sutil o imperceptible que retrata exactamente eso que sucede cuando accedemos a una pantalla y nos desconectamos para viajar sin tiempo en una realidad virtual compartida por el otro. Y así desde esa caja de Pandora emocional cada uno viaja absorbido por distintos matices; mientras lo hacemos salta a nuestra pupila tal cantidad de información que nos es imposible digerir o filtrar conscientemente a qué estamos expuestos.


Cuando doblamos las cervicales se bloquea y se obstruye el fluido armónico o natural de la respiración y así la glándula "Tiroides"que se relaciona con el TIEMPO (glándula de crecimiento, de la expresión, del decreto, del NO, del collar y el grillete), se ve apagada por un instante de tal forma que el mensaje enviado cala mucho más fácil y rápido a nivel cerebral.

(FIG 1) https://www.facebook.com/almalquimistaLuckyLenin/media_set?set=a.10153008866776394&type=3

FIG 2: En las fotos se evidencia un testimonio rupestre de la colección de "Ooparts" de La Mana - Ecuador. Una parte del la gráfica señala a un “SER” sentado en una especie de trono, que porta un casco sobre su cráneo con el que se conecta o recibe información, o la transmite desde un glifo SOLAR. Ese "personaje" porta entre sus manos una pirámide y mientras la sostiene también envía "información/energía" hacia dos figuras humanoides que la reciben en una posición inclinada o devocional. En la colección de objetos de La Maná - Ecuador, hay varias piezas impresionantes y que no han podido datarse o ser clasificadas por la academia y de los cuales utilizamos el detalle de esta pieza para anclarla a la intención de este texto. Ver link https://www.facebook.com/AmerikaProhibida/videos/1095319133932863/

Cada vez que accedemos a una pantalla todas nuestras visitas, gustos o búsquedas son constantemente parametrizadas y poco a poco el nuevo valor “de poder” es la información o ese tiempo que le dedicamos a dichas “exploraciones”, estableciendo la dirección hacia un futuro cercano al que viajamos en esta aldea global e interconectada, porque de acuerdo a ese valioso tiempo que cada uno dedica y siembra en la pantalla, se co-crea a la vez una realidad “futura” a ser experimentada.

Mientras juego entre estas teclas intentando expresar lo que “observo”, salta a mi vista la última temporada de esa “representación mítica o arquetipal” titulada: #JuegoDeTronos (Games of Thrones) confirmando un nivel de hiper realidad (HIGH DEFINITION) que no dista de una realidad concreta que también es experimentada y que incluso en lo concreto es más cruel o más dura.

En esa serie se observa la interacción entre “títeres y titiriteros” y su perverso juego entre emociones, manipulaciones, enredos y afectos. Esta “serie” (como tantas otras) representa metafóricamente esa realidad “multivincular” y “multirrelacional” del entramado de homo sapiens del que somos parte. La sombra en negación de cada uno de los personajes “vivos” (que se enreda compitiendo entre todos ellos y que poco a poco se van exterminando unos a otros) también se ve reflejada en un gran ejército de seres desconectados con la vida; una hueste que camina como manifiesto zombie con su emocionalidad “congelada” (The White Walkers) y que son tan implacable como la hueste de aquellos que se creen vivos.

La serie resume la eterna dualidad, el perpetuo combate florido entre los de “derechas contra los de izquierdas, entre las banderas, las castas, los credos, las razas, las creencias, el genero, etc”, pero por sobre todo resume la memoria emocional de muchos niños heridos y lastimados en sus afectos que cuando llegan a “grandes” juegan intermitentemente a competir por el ideal de un trono desde el cual compensar su propia carencia. Cada uno de esos “adultos” carga a cuesta su propio niño herido y con gran efectividad en la práctica llega a ser “un mejor perpetrador” y así como su antecesor se siente con el derecho de hacerlo, cada uno de esos personajes está embestido en un mismo traje de héroe, como para expiar y justificar su propia condición de víctima.

En este momento dentro de un contexto mundial caótico, también están presentes muchos niños heridos, algunos ungidos de salvadores representan grandes “grupos de creencias” y así como también hay muchos niños que votamos y los elegimos porque aún “necesitamos de esos salvadores” que nos “venguen”, también hay niños que al observarse se responsabilizan de su emocionalidad, se hacen cargo y van despertando.

«Lo Similar cura lo Similar / Like cures Like.» ∞ Samuel Hahnemann


También se ha mencionado repetidas veces en esa serie a un elemento llamado “dragonglass” (OBSIDIANA) con el que se puede enfrentar a un ejercito de caminantes, una “sombra” temida que camina y que representa algo a lo que tememos o que siempre ha venido por nosotros.

En uno de los capítulos los Niños del Bosque (Children of the Forest) que son un tipo de elementales vinculados a la TIERRA o una representación muy Lemuriana (FIG. 3), deciden “protegerse” de los homo sapiens (hombres) utilizando un elemento que ellos llaman – zīrtys perzys – y que se traduce textualmente como “fuego congelado” llamado también OBSIDIANA. Estos “niños” al reconocer la complejidad emocional de los hombres, que perpetran los bosque y juegan continuamente a la guerra entre ellos, deciden crear un “antídoto” contra los homo sapiens (animales racionales), es así que los habitantes del bosque clavan un pedernal de obsidiana en el corazón de un hombre, congelando para siempre en él su emoción y dando así nacimiento a ese gran ejército de caminantes blancos o de seres “poco empáticos, fríos emocionales, desconectados, solidarios solamente con los de su grupo” y que actúan con un perfecto enjambre, destructor y tan voraz que sirve de perfecto espejo de los “hombres” de quienes necesitaban protegerse.

FIG 3: La perdida Lemuria Por W. Scott Elliot | http://sociedadteosoficapr.org/Biblioteca/Lemuria.pdf

Fuego Congelado, es la mejor descripción que he escuchado y que sintetiza esa particular característica de la obsidiana como un elemento de liberación, transmutación e individuación.

La Florida Muerte a filo de obsidiana narrada en los códices mayas, describe ese camino individual donde cada guerrero despertaba su condición crística o hacía “florecer” su corazón y al hacerlo su propio ser ganaba el combate consigo mismo, contra su propia dualidad, siempre en su interior y contra su antagónica luz y sombra hasta integrarlas.

Para la academia el estudio de la obsidiana se basa principalmente en analizar a la obsidiana como un recurso “utilitario” que permitió el desarrollo evolutivo y es por eso que en Meso y Sud América (fuente de yacimientos de obsidiana) también este elemento les permitió la condición de “imperios” a esas humanidades. Luego de la conquista de este territorio se ocultó la gran condición ritual de la obsidiana y se dató su uso respecto a prácticas que consistían en abrir el pecho y ofrendar un corazón, demonizando su así presencia.

La comprensión errónea de “Sacrificio” (hacer algo sagrado) se evidenció también en varias culturas del planeta, incluso en Europa estuvieron presentes con prácticas muy perversas y donde la sangre también fue la ofrenda solapada no para la Tierra sino para aquellos que usaban el recurso del miedo como estructura de poder.

Estas prácticas son las que permitieron solapar conquistas, institucionalizar dogmas, establecer y reforzar mitos, financiar guerras, avalar la persecución y la caza de brujas, exterminar lo distinto. En la actualidad esas mismas prácticas está vigente y ha tomado otros disfraces, y ahora se justifican de manera colectiva: la industria fármaco-alimenticia, la extracción indiscriminada de recursos, la diferencia social, la sociedad de consumo, el nuevo orden mundial, la alteración climática y la idea de crisis política, social, económica y científica para continuar tinturando con sangre la superficie de la Tierra.

El “Sacrificio” mal comprendido fue un movimiento patriarcal y planetario, que dista de la condición biológica (mujeres u hombres) porque está presente y activo en la psique de todos nosotros como una energía (Yang), que cada uno “alimenta” inconscientemente y de la que nos alimentamos o frente a la cual reaccionamos a un alto costo karmático y colectivo.

Aunque la obsidiana fue un elemento “utilitario” también sirvió como elemento “alquímico”, porque pocos elementos “reflejan” la sombra que se observa de esa forma introspectiva. Además hay pocos cristales dentro del Reino Mineral que se desplazan o evidencian movimiento porque la mayoría se encuentran estáticos sometidos a grandes presiones, o fricciones geológicas-tectónicas que determinan su coloración, compuestos, usos y propiedades, la obsidiana hace un viaje desde el interior hacia el exterior. “Ella” es una variedad de cristal que se mueve, porque emprende un largo viaje desde las entrañas magmáticas del planeta (movimiento representado desde la vibración infrarroja / inconsciente profundo) hacia el exterior a través de un punto elevado o algún volcán (movimiento representado desde la vibración ultravioleta / supraconsciencia).

Según su coloración se puede determinar sus porcentajes de Silicio (Anhídrido Silicio o lava rica en óxido de silicio), Aluminio, y otros compuestos. Mientras más “negra” es la obsidiana más alto será su grado de perfección y de pureza como en una analogía a un diamante. Además de ser un elemento con una memoria telúrica y con una condición “ígnea” porque está relacionado con el fuego directamente, posee muchas propiedades, algunas de ellas terapéuticas que actúan en los siguientes aspectos y en distintos niveles como son:

  • Ferromagnetismo (actuando directamente sobre la sangre y la información que ella porta en el cuerpo, y potenciando el tema de anclaje o de arraigo)

  • Antivírica y Antibacterial (regula, fluctúa e incide directamente en el nivel de PH en el cuerpo)

  • Frecuencia Bipolar (pulsa en dos niveles, ubicando a quien usa las geometrías en una microrbita entre los rayos infrarrojo y los ultra violeta), o sea el nivel más inconsciente y el nivel más consciente de quienes las usan se verán proyectados en el campo (vivencias/relaciones) y al observarlos las "experiencias" pueden ser rememoradas, integradas o amalgamados para la propia comprensión o toma de consciencia.

Estas características hacen que el uso de la obsidiana incida y actúe directamente sobre el cuerpo, físico, el emocional, el mental y el espiritual. Si sumamos la palabra obsidiana el valor es 76 como sugiriendo su acción directa sobre el 7º y el 6º chakra; si reducimos esa cifra el valor es 13 como para sugerir la energía del Arcano sin nombre del Tarot (XIII) y si volvemos a reducir esta última cifra el valor final es 4 sugiriendo su acción directa sobre el chakra cardio y sobre la materia; quizá “también” por eso en una “serie” colectiva la muestra nuevamente en pantalla visibilizando una vez más todo su potencial y sus recursos.


≪Lo que llamamos, con bastante crudeza, acontecimientos,son oportunidades para llegar a SER, paso a paso, lo que ya somos en potencia≫ ∞ Dane Rudhyar


Las personas que caminamos desde la obsidiana, sabemos que además de la sanación física, mental y principalmente la emocional, este cristal provoca cambios radicales en el paradigma o patrones conductuales de pensamiento, y los obsinautas al rededor del mundo, sabemos que además nos recuerda constantemente desencarnar en consciencia, porque nos habilita a transitar libres del peso sistémico-vincular que decidimos cargar en nuestras maletas, nos a ayuda a desatar los nudos de las relaciones y a desenrredar cualquier herencia kármica emocional de aquellos quienes caminaron antes que nosotros o encarar las consecuencias de nuestros propios actos al “repetir inconscientemente sus destinos y alejarnos de los nuestros”.


≪Toda nuestra vida cotidiana es un "fractal" del UNiversO entero≫ ∞ Alejandra Casado


Este es planeta en el que habitamos es en si mismo un gran y colorido “cuarzo” que se desplaza, danza en el UNiversO y que permite que todos se exprese sobre ella/él. La Tierra es la “regencia de los cristales” (minerales) o es la base y sustancia de todo lo que se manifiesta. En este “coherente” planeta todos los cuarzos poseen una condición llamada “piezoelectricidad” que la mayor propiedad “perpétua de un cristal” y gracias a la cual se pudo desarrollar toda la tecnología que nos rodea como: celulares, teléfonos, microondas, trajes espaciales, televisores, ordenadores, radares, antenas transmisoras, radio, equipo médico, scanners, lentes, etc., El termino “piezoeléctrico” lo investigó y desarrollo Marcel Vogel, quien trabajó muchos años en IBM. Esa condición “piezoeléctrica” o de transmisión de los aparatos, tiene la capacidad para sostener la Vida en el planeta y se encuentra en directa relación con las ondas Schumann, así como también la tensión geopática, o con la grilla energética y el campo magnético del planeta.


LOS ELEMENTOS

≪Todos somos hijos de la gran luz y nuestra verdadera naturaleza es brillar como el SOL. Todos llevamos en nuestro interior un SOL que con la fuerza de nuestro corazón debe despertar. Nuestro SOL interno es la puerta hacia la ilimitada sabiduría de nuestro espíritu... si lo despertamos rompemos la niebla de la inconsciencia≫ ∞ Ñaupany PUMA | (Mito de Viracocha)


Los cristales y los cuarzos son elementos “solares”, de tal forma que la energía Solar es la que se transmite, se activa y se conduce en el planeta; entonces podemos reconocer que cualquier actividad solar “reverbera” también sobre nosotros y sobre los tres reinos. El SOL es el “centro” o núcleo de nuestro sistema planetario, y podemos relacionarlo como el elemento “FUEGO” que actúa como un centro y afecta sobre todo lo que se encuentra orbitándolo.

Ees por esta condición solar que en “todos los cristales” que encontramos en la Tierra resumen dicha capacidad “activa” de transmisión, y así en cada familia de cuarzos está presente este sutil latido, constante, coherente, armónico; que con el menor esfuerzo y el mayor resultado (facultad conocida como “entropía”) para enviar información a manera de pulsación energética sosteniendo la VIDA.

Un variedad de “entropía”, es la función del CORazón (CORE) que hace en cada uno de nuestros pechos una actividad constante, adaptable y sin esfuerzo sin que ninguno de nosotros tenga que “programar” sus latidos. También desde la visión astrológica es fácil referir al signo de LEO que está regido por el SOL y ubicarlo en el pecho del cuerpo humano para señalar este aspecto “nuclear o central” en nuestra existencia. Aunque el ideal romántico o la interpretación mental nos hace utilizar “planetariamente” un signo de corazón ♥ (verbo activo) para “representar” una acción que constantemente nos está sucediendo o sucedemos desde ella, cuando sentimos algo ubicamos esas sensación en el área del pecho. Al ser el “FUEGO” un elemento activo podríamos leerlo como un cuarzo en constate “combustión”, que lo altera todo o lo consume, que debe ser alimentado y que no presenta forma.

Ahora si nos permitimos percibir que la presencia solar (FUEGO) es indudable; el segundo elemento es el “AGUA” y tiene una condición activa pero “receptiva”. Fuimos engendrados y concebidos entre aguas, el porcentaje de “agua” en el planeta es muy parecido a la cantidad y presencia de ese elemento en nuestros cuerpos (sangre secreción, fluidos, sudor, lágrimas, tejido orgánico y capilar, etc). Este elemento se relaciona con nuestra parte emocional o facultad en nuestra especie para “SENTIR”. El elemento agua tiene una capacidad mutable, que le permite variar en su forma sin perder sus características y su estructura molecular; lo podemos reconocer desde su aspecto sólido, líquido o gaseoso. Podríamos leer al elemento “AGUA” como un cuarzo maleable, como el –wifi del alma– o portador de toda la "información" de vida, que tiene la capacidad de grabar, conducir o transportar energía y es el elemento “vincular” que se hermana con los otros 3 desde sus formar.

Al observar al elemento “AGUA” también puedo decir que:

  • Agua solidificada es el fractal del Reino Mineral expresado en cristales, cuarzos y todos los elementos “minerales”.

  • Agua antigravitacional es el fractal del Reino Vegetal expresado y en contínua fotosíntesis en todo lo vegetal (terrestre y marino) donde se genera el Oxigeno necesario y además la mayoría del alimentos y los nutrientes para las especies incluida la nuestra.

  • Agua en movimiento es el fractal del Reino Animal, expresado en una diversidad de especies y del que somos..

Si la presencia solar es indudable, que sumada a la presencia del elemento “AGUA” permiten la experiencia de este tránsito por la materia, el tercer elemento “importante” es La TIERRA (no solo como planeta) o el lugar donde se expresa o se sostiene la vida, y del cual nuestro cuerpo es también su expresión o un fractal. Constantemente sucede una interacción e interdependencia entre estos 3 niveles, y así el reino mineral (la Tierra), se viste de una capa o rieno vegetal que es a su vez el puente con el reino animal. Podríamos leer al elemento “TIERRA” como un cuarzo fijo o el “zócalo” en el que se permite la experiencia o toda la expresión. La TIERRA como elemento es el único que puede sostener y es una especie de “casa” para los otros tres elementos.

Estos tres reinos (MINERAL, VEGETAL, ANIMAL) se resumen en armonía y cada uno de ellos interactúa con el otro de manera cohesiva, sin competencia, sin “jerarquía” y en constante interrelación. Nosotros como especie creemos formar parte solamente del “Reino Animal” y la “razón” nos permite justificarnos separándonos de “ellos” y nos hace reconocernos como algo superior o distinto. Aunque los usemos solamente como “alimento” o un “producto” en resumen son “otros seres sintientes” porque al igual que nosotros la mayoría de especies del reino animal tiene un sistema “nervioso” que rige sus funciones.

En cada uno de nosotros (homo sapiens) están presentes de manera evidente los tres reinos aunque no podamos verlos o aunque desde la “razón” nos pensemos separados. Somos “animales racionales” o un resumen compilado de esos tres reinos que interactúan en nuestros cuerpos sin separación.

Al observarme dentro de esta especie puedo señalar que para mi punto de vista:

  • El REINO MINERAL está representado en nuestro propio cuerpo físico (Alpa Camasca = Tierra que camina). También se encuentra en todos los nutrientes asimilados por el sistema digestivo, en la estructura dental y ósea, en el hierro presente en la sangre, en todos los elementos químicos que producen descargas a nivel celular, cerebral, hormonal, linfático, en la autosuficiencia “eléctrica” del sistema nervioso y circulatorio. De esta extensa gama de minerales presentes en la biología humana el SILICIO* es relevante.

  • El REINO VEGETAL se encuentra representado en todo el sistema orgánico, sanguíneo, ocular, capilar, entramado venoso, sistema glandular y principalmente en el gran órgano que nos envuelve (la piel).

  • El REINO ANIMAL se resume en esa capacidad instintiva, intuitiva, mental y de adaptación, que puede ser condicionada principalmente por la memoria emocional y el impulso a la sobrevivencia. El desarrollo evolutivo de nuestra especie considero que se logra principalmente por la capacidad “prensil” de nuestra mano y la presencia de los dedos pulgares que nos permitieron resolver todos los ¿Cómo? y los problemas en nuestra existencia. De alguna forma en la palabra huMANO se describe este punto.

El cuarto elemento relevante es el “AIRE”, porque es aquello que respiramos, es aquello que respiraron nuestros antepasados y es aquello que también se comparte entre todos los habitantes del planeta. El “AIRE” es un elemento invisible y sin forma, que no puede ser “capturado” y que parece moverse con libertad en su interacción con los otros. A este elemento también podemos compararlo con NUESTRA RAZÓN (forma de pensar, lenguaje, palabra, sistema de creencia, cultura, escritura, expresión, creación, planificación etc.). Si el aire es un elemento que no puede ser registrado, podemos comprender entonces, por qué nosotros nos “creemos o pensarnos” separados y nos justificamos en esa “idea”. Desde esa “sensación de racionalidad” nos sentimos superiores frente a todo con lo que interactuamos, desde esa “condición escindida” no queremos pertenecer a ninguno de los reinos y peor aún a una condición innegable de colectivo humano. Aunque sucedamos diariamente en el planeta, nos suponemos existir solamente desde una idea de lo “diferente” o una creencia delimitada por: la cultura, la bandera, el idioma, el pasaporte, la geografía, el dogma, la ciencia, la política, la ciencia, la economía, la filosofía, la competencia, etc.. Podríamos leer al elemento “AIRE” como un no-cuarzo o el elemento donde se grabó la sobrevivencia, la competencia, la diferencia (elemento de mayor confusión).

El elemento “Aire” interpretado de manera “individual o separada” fue lo que le permitió a un “animal racional” enunciar «Pienso luego Existo» y desde el pensamiento defender su postulado. A mayor idea de separación y de desconexión más confusión emocional y mayor será el abismo de nuestro colectivo.


«El tiempo es una Zuvuya, término que significa un circuito de la memoria.» ∞ TZOLKIN Maya.

Entonces: ¿Cómo hacer para reconocer que “primero” existimos y que dentro de ese suceder, nosotros “pensamos” que estamos pensando?


En algún momento de nuestra existencia cada uno de nosotros pasó de “respirar agua a respirar aire”, y quizá esa es una de las razones que marca el alto y constante intercambio entre estos dos elementos (emoción < > pensamiento) en nuestra especie. Cuando pensamos reconocemos que la mayor parte de la actividad es “cerebral” y se localiza en la cabeza, entonces… Cuando sentimos ¿Desde dónde lo hacemos? ¿Dónde se localiza exactamente el sentir en nuestro cuerpo?

Si leemos al “aire” como la “razón” y que suponemos que es un elemento conocido o dominado, podemos interpretar al “agua” como el “sentir”. Decir que sentimos desde el corazón es creer que solamente esa porción de “agua” es la que siente en nuestro envase, por eso el cuerpo emocional es el que aún nos resulta desconocido y lejano a nuestro grupo de animales racionales. Incluso el nombre de esta “pandemia” moderna etiquetada como “Cáncer” ♋︎ tiene relación en un aspecto astrológico enmarcado en los afectos, cuya regencia está determinada por la LUNA (la gran madre, que incide en el ciclo femenino, en lo psíquico, en lo instintivo y en todas las aguas en el planeta).

Más allá de envestirnos como “Homo Sapiens” en realidad somo “Homo Sensorioum” porque somos un “cuerpo emocional que se mueve” que se relaciona, que se intercambia, que se afecta o que se vincula y que pretendemos “controlar” desde la razón. No hay despertador más efectivo que el "vínculo" o el intercambio emocional. No existen nada que nos marque más como una relación afectiva. La palabra pareja se construye desde dos significados PAR y en algo que ESPEJA, de alguna forma la misma palabra sugiere que al relacionarnos costantemente nos encontramos frente a nuestro propio reflejo (en inglés podríamos sugerir que es un par que se embarca, que intercambia o se envía vivencias). Este relacionarse emocionalmente con el otro es desde donde elegimos un grupo o “partido” al que pertenecer; y, así es desde la emoción desde donde también excluimos a todo lo que nos parece distinto. La implicación sistémica, metagenealógica o transgeneracional está acarreada y fue heredada desde esa “transmisión” emocional hace mucho tiempo. Es por este “pequeño” detalle que resulta demasiado importante conocer y rememorar los sentires que cada uno potencialmente tiene embodegados y al transparentarlos poder integrarlos o por lo menos acercarse a ellos.


Las pantallas

«SERes de SILICIO.» ∞ L.L.


Me he desviado un poco de la intención de este texto al explicar mi personal interpretación de los elementos… Inicié comentando sobre esta era de pantallas a la que estamos expuestos. En un párrafo anterior mencioné al SILICIO, que está presente en cantidades importantes tanto en nuestros cuerpos físicos, está también presente en la OBSIDIANA y el Silicio “además” es uno de los elementos fundacionales en el desarrollo de todas las pantallas con las que convivimos.

Varias fuentes confirman que el cerebro al exponerse a una información o experiencia no capacidad para filtrar que “realidad” es la verdadera, sin importar si la experiencia es vivida desde los sensorial o cuando la experimenta a través de una pantalla el cerebro no puede “diferenciar”. Y mientras narraba lo que veía en esa serie Games of Thrones a la que también estoy enganchado no solo por la presencia de la obsidiana o el ejercito de sombra que viene por nosotros; sino porque también es un reflejo de nuestro “inconsciente colectivo pantallizado”.

Reconozco que la sensación es abismal cuando en otro tipo de pantallas (FIG. 4) también surgen imágenes aún más violentas que las que despliega esa serie, como: crisis política, económica, científica, religiosa, atentados, cataclismos, terremotos, condiciones climáticas, información “cotidiana” y emocionalmente mucho más densa. Esa realidad pulula masificada ante mi parpadeo y mi latido hace eco como repitiéndome “eso” soy, eso “somos” y yo (observador pasivo) las ingiero como “anestesiado”. En ocasiones el coctel emocional que experimento sin poder digerirlo contiene tanto: la ira, la impotencia, el hastío, la profunda tristeza, la negación y de cuando en cuando destellos de alegría. Al parecer en esta era de pantallas poco a poco nos condicionamos a “aceptar” y “tolerar” todo aquello lo que se despliega, aunque si fuésemos implacables observadores o en verdad estuviéramos conectados nos resultaría “intolerable por monstruoso”.1

FIG 4: (David Topí) Se creó en el plano mental la dependencia y la sociedad de la “prisa” y del “todo ahora”, y, cuando en el inconsciente colectivo esto estuvo firmemente implantado, la realidad etérica empezó a seguir los pasos de la realidad a nivel mental, hasta que finalmente a nivel físico todo empezara a ir más rápido, la gente no pudiéramos esperar para conseguir las cosas y, poco a poco, se fueran dando por sí solos los modelos de trabajo, negocio, estilos de vida, tipos de empresas, y sistemas que ofrecen la posibilidad de hacer todo mucho más cómodo, más rápido, con un solo clic desde un solo dispositivo. | http://davidtopi.com/desprogramando-la-adiccin-a-mviles-y-dispositivos-controlados-por-la-inteligencia-artificial-i/

¿Y qué hacemos me pregunto? ¿Sirve en verdad apagar los espejos/Pantallas?

Thomas Hübl sugiere un término que tiene peso en cada una de sus letras. Él habla de algo llamado “Consciencia Global”, que de manera muy resumida sería algo así como invitar a cada uno de los observadores o testigos de la información a “sentir”, “rememorar” y a “introspectar” desde que parte suya o en que parte suya (principalmente la emocional) reverbera esa imagen o esa noticia a la que “este” se expone. El ejercicio en ocasiones resulta muy doloroso cuando uno mismo se reconoce como parte de este colectivo de animales racionales, que como única vía ha perpetuado su intención por extinguirse y que en cada uno de sus intentos ciegos por desaparecer junto con la vida de este planeta, va “perfeccionando” su técnica. Es en verdad muy doloroso e incómodo reconocerse cómplice y consumidor de esta Matrix Mental (AIRE) asumiendo que la construimos juntos, que nos consume y consumimos de ella.

Viajando “temporalmente” podemos imaginar que antes de tanta “modernidad” o “interconectividad” las anteriores “hordas” de las que provenimos sistémicamente, tuvieron que enfrentar en distintas temporalidades y resolver (¿Cómo?) muchos factores que se relacionaban básicamente con la “sobrevivencia”. Y así sin importar si el clima fue implacable, o si en su biología no habían los recursos para ingresar en el hábitat o si por un instante nos comparamos con todas las capacidades con las que cuentan las otras especies del Reino Animal desde el momento en el que nacen; nuestra especie amalgamó evolutivamente aspectos “cognitivos y emocionales” desde los cuales aprendió a “sobrevivir”, desconectada y siempre alerta, cual ameba desde el momento mismo en que apareció en el planeta.


¿Cuál fue la realidad de los primeros pobladores?


… Y, si encarnaron como “bebes” ¿Cómo hicieron para sobrevivir frente a tanta fragilidad? o si en verdad nos tragamos el conjuro de un mito fundacional (AIRE), en aquel momento de génesis en el que apareció una pareja adulta, desde la que “comenzó” todo este cuento de expulsión de un paraíso que aún no podemos ver por nuestra ceguera. ¿Cómo hizo “esa” pareja para sobrellevar su desnuda realidad de “exilio” y de “pecado” sobre la Tierra? ¿Cómo se sembró en nosotros esa semilla emocional? ¿Cómo se transmitió? ¿En que momento se activa en cada uno de nosotros esa memoria de desconexión de los potenciales individuales? ¿Cómo asumimos ese pánico de biológico experimentado en esta encarnación ligado a la sobrevivencia?

Rememorando esa temporalidad en la que sobrevivir era la única consigna, podemos reconocer que más allá del individuo, el “grupo” (horda/familia/vínculo) era mucho más importante y dentro de cada uno de esos grupos las “habilidades o recursos” de cada individuo sumaban aportando a ese –todo– al que cada uno pertenecía. Esa misma necesidad de pertenencia confirmó en cada una de nuestras psiques la incapacidad para sobrevivir. Incluso ahora la realidad no es distinta, porque podemos “reconocer” que no hay forma sobrevivir a una experiencia en solitario en nuestra primera infancia. ESTAMOS DETERMINADOS AL VÍNCULO y la necesidad pertenencia al grupo al mismo tiempo gatilla el miedo a la expulsión o el abandono; y, la “fidelidad” al grupo, le dio valor al mismo reforzando la “aceptación” o la “tolerancia”.1

Los Upanishads mencionan: «Donde existe otro, existe el miedo» que parece que lo entendimos como un: «Todo lo que esta afuera nos hará daño»; sugiriendo que el grupo no se permitía ni aceptaba lo distinto, porque es desde el grupo o la familia donde nace esa raíz o estructura del individuo; y, así esa “alma colectiva” decretó o decidió por todos y en ocasiones pudo ser implacable con algún integrante que “no” aportaba al mismo excluyéndolo o abandonándolo. Y así el Grupo cazaba, recolectaba, defendía, mataba, desarrollaba, inventaba, fecundaba, violaba, conquistaba, competía, creaba, construía, protegía, hacia acuerdos y alianzas, etc. por la sobrevivencia y beneficio del grupo más allá del individuo. Y en cada uno de esos grupos se fundó la idea de lo distinto como algo peligroso o algo a ser exterminado.


«Todos los conflictos son potenciales de consciencia.» ∞ Alejandra Casado.


Muchas vivencias, mucho aire y mucha agua corrió desde ese remoto tiempo, y en nuestra especie se conjugaron todos los aprendizajes, todas las emociones y todas las memorias. Para este 2017 en el que escribo este texto, después de una luna llena, un eclipse lunar y uno solar, unas cuantas llamaradas solares de proporciones titánicas, en menos de dos semanas violentos huracanos y terremotos catastróficos.

La velocidad en la que la información viaja o transmite nos supera, en verdad ahora no tengo que preocuparme ni por elaborar este texto en una roca con escritura cuneiforme; o si el papiro con las tintas están procesados, secos y listos; o si la campana de una máquina de escribir señala el tiempo para recorrer la palanca; ni siquiera debo preocuparme porque proceso de este texto no tendrá problemas en la imprenta. Me resulta sorprendente reconocer que este texto en pocos segundos a través de una PANTALLA será “virtualmente compartido”, hasta podrá ser revisado e incluso “traducido” en “tiempo real” y dentro esta “aldea global en la que existo”.

ESTA es la Era de pantallas... en la que todos estamos interconectados, interrelacionados, con la sensación de verdaderos “INDIVIDUOS”. Cada uno de nosotros se “cree” o “supone” libre de elegir, de adquirir, de conseguir en cualquier percha cada, necesidad o requerimiento. Lo extraño de esta sensación de libertad es que ahora los grupos ya no son las “hordas”, ahora tomaron otra forma basada en el AIRE, los grupos a los que pertenecemos sin saberlo se han vestido o mutado en CORPORACIONES y siguen actuando desde esa memoria primitiva de sobrevivencia experimentada en lo colectivo. Estos grupos “invisibles” (#HAARP #CERN) además hacen estratégico uso de todas las pantallas desde las que nos informan los cómo, los por qué o las razones de todo y a la vez tantos espejos nos confunden, nos desconectan, nos distraen, nos dirigen y nos embriagan. Quizá la función o el efecto de las acciones de estos grupos en última instancia sea provocar un despertar de consciencia individual y una relación consciente, coherente y cohesiva como verdadero habitantes (terminales) de esta planeta “incluyente” llamado TIERRA.


«Es cierto que cada forma en el que se lo talla le da a este cristal un contenido significativo particular; pero , en conjunto, la obsidiana tiene la cualidad de enfrentar al hombre con su propia sombra, esa parte de sí que no acepta, que rechaza e ignora, pero que proyecta en sus relaciones, desplaza en sus síntomas y dramatiza en sus sueños. Al confrontar con ella, el hombre posibilita integrarla y avanzar así en su evolución.» ∞ Ana Silvia Serrano, SETH y la Memoria del Cuerpo.

SERes CRIStal

Como para terminar este texto, me resulta interesante que esta serie se plantea algo que está sucediendo en el “inconsciente colectivo” donde se sugiere el uso de los cristales y su energía sutil para liberarse de la sombra aunque la transmisión de esa idea en la pantalla sea desde el recurso del combate con el otro y con el despliegue de una guerra dual hiperdramatizada en la pantalla o en una “realidad caótica y disonante”.

Una de las geometrías de obsidiana (FIG 5) que me motivó a escribir este texto, se llama justamente TEZCATLIPOCA (el espejo del alma, la energía invisible e impalpable del fuego, esa pantalla desde la cual ver nuestra propia sombra).

FIG 5: Un pedazo de obsidiana en bruto de aproximadamente 13 Kilos junto a varias geometrías de obsidiana de función terapéutica (Medicina Vibracional). De izquierda a derecha: URANTIA, ANKH, KAYRON, TEZCATLIPOCA, y más abajo OSIRIS junto a IXTLI y en la base ANUBIS. | www.obsidianamx.com / www.tesuntai.com

Esta geometría es un “elemento de poder” de un diámetro de 21 centímetros está dentro de abordaje terapéutico y parte de la metodología de la Medicina Vibracional desarrollada por la Mstra. Ana Silvia Serrano. La Terapia de obsidiana plantea el uso “progresivo” de distintas geometrías de obsidiana, cristales de cuarzo, masaje Kundalini (FIG: 6 y 7) Astrología, Interpretación de Sueños, el Trabajo con los Arquetipos, para bucear en la temática individual de cada persona con respecto a su afección (su propia sombra) en responsabilidad, disciplina y consciencia.

Tezcatlipoca es una “divinidad” respetada y temida. La traducción que los españoles hicieron de su nombre fue “el espejo que humea o el espejeo humeante” y que abre esa dimensión de un lugar que es al mismo tiempo tanto pasado, como presente, así como futuro, un lugar donde todos los tiempos están conectados. Y ¿No es justamente “eso” lo que está ocurriendo en este preciso momento? ¿Existir no es acaso una especie de diálogo entre todos los tiempos?.


«Tezcatlipoca… era tenido por verdadero Dios, e invisible, el cual andaba en todo lugar, en el cielo, en la tierra y en el infierno; y tenían que cuando andaba en la tierra movía guerras,.enemistades y discordias, de donde resultaban muchas fatigas y desasosiegos.» ∞ Sahagún (1969, 1: 44)


Dentro de la colección del Museo Británico hay un espejo de obsidiana negra y brillante. Su forma es circular, de tamaño parecido a un espejo de mano y con una perforación en la parte superior de la manija. Este espejo en particular era propiedad del escritor gótico del siglo XVIII, arquitecto e hijo del ex Primer Ministro, señor. Horace Walpole, quien colocó una etiqueta en declarando: «La Piedra Negra en la que el Dr. Dee solía llamar a sus espíritus ...» (El Dr. John Dee fue un matemático, astrónomo, astrólogo, oculista, filosofo y el principal consejero o la mano derecha de la reina Elisabeth Primera). Quizá podemos deducir que el espejo que se encuentra en el museo es la prueba de un objeto de poder y de función ritual, que quizá fue también utilizado luego de salir de mesoamerika. Aunque su procedencia exacta es desconocida, podemos imaginar que fue pirateado en el mar en alguno de esos encuentros náuticos entre España en Inglaterra.

En el trabajo de tallado y pulimento de la obsidiana se puede reconocer el gran conocimiento de este elemento en ese México volcánico, donde este cristal vítreo (FUEGO CONGELADO) no fue meramente un objeto “utilitario” aunque la academia persista en datar solamente como puntas, cuchillos de pedernales u objetos de penetración y corte. Además de ese uso, dentro del conocimiento ancestral mayas / toltecas / aztecas / mexicas asociaron a la obsidiana por su hermosura, profundidad, oscuridad y su condición de reflejo con su principal dios: TEZCATLIPOCA, a quien se vincula con la adivinación y con efectos proféticos transmitidos a lo largo de generaciones. Divinidad principal de su “génesis” incluso más poderoso que el mismo “Quetzalcóatl”.

Sabemos que todos esos conquistadores españoles, que en su mayoría eran jóvenes volátiles, temerarios, organizados en una especie gang -pandilla- privada de su libertad que ya no tenía nada más que perder y su única apuesta era arredrar la conquista de lo desconocido. Ese grupo llego a un territorio distinto y que se suponía “no descubierto”, donde el “sistema de creencia” era completamente distinto a una realidad judeocristiana de su Europa natal.

Hay un velo oculto y que no ha sido narrado en la historia de esta Amerika Prohibida2, que sirve aún de patio trasero para sostener las arcas, que en ese tiempo ya permitieron el desarrollo y que aún sostienen la economía de varios países europeos. Aunque la intención de España con su grupo de representantes en Amerika era principalmente el descubrimiento del Dorado y directamente en México colectó todo el oro azteca encontrado. Además el intercambio también se dio entre razas que permutaron muchas cosas, mezclaron también sus raíces más allá de todas las enfermedades, intercambiaros conocimiento y nuevas tecnologías, así como el intercambio de una nueva información genética y de nuevas perspectivas de creencias. Hoy en cada uno de nosotros (hombres modernos) está presente este compuesto o maridaje genético y multivincular… somos el resultado y el eco de ese encuentro ¿Cómo hacemos para amalgamarnos? ¿Por qué nos resistimos a SER el loto que surge y florece entre tanta mierda?.

«Suelo imaginar a la obsidiana como una llave, una antigua y sabia llave, con el poder de abrir la puerta de nuestra percepción de lo inconsciente. Si advirtiéramos que el inconsciente, la sombra, no mora dentro de nosotros, sino que nosotros habitamos en el corazón de lo inconsciente, descubriríamos, entonces que la obsidiana es una luz que guía nuestros pasos, refleja emociones y pensamientos ignorados, y nos revela que nos somos dueños de nuestra sombra hasta que la realizamos. Porque, en verdad, la sombra es el destino que nos negamos a cumplir.» ∞ Ana Silvia Serrano, SETH y la Memoria del Cuerpo.


Entonces en este tiempo de pantallas Tezcatlipoca vuelve a representar a esa divinidad (energía) de muchísimos nombres, que puede mutar entre miles de formas, y que más allá de estar relacionada con la fatalidad o ser quien rige la consecuencia de los actos del inconsciente. Tezcatlipoca nos invita a reencuentro y al combate con uno mismo, con “eso” que los aztecas llamaba el Néoc Yáotl, que significa el sembrador de discordias de ambas partes”. Aunque cada geometría de obsidiana que no puede ser utilizada de manera “grupal” y que requiere un trabajo específico y de contención, es una poderosa llave desde la cual abrir/cerrar puertas que nos llevan siempre hacia nuestra propia comprensión.

Tezcatlipoca me fascina por su condición de “pantalla” y además porque en una de las traducciones: “Aquel cuyos esclavos somos todos” radica una verdad que percibo. Quizá ahora tengo consciencia del ¿Por qué elijo a la obsidiana? más allá de ser un elemento telúrico en el que cohesionan distintas propiedades vibracionales que incide, espeja, y refleja en los aspectos físico, emocional, mental y álmico, el “estado” de quien las usa.

La obsidiana nos muestra desde su capacidad de espejo, la madera de la que estamos hechos proyectando nuestro propio sonido, nuestro color, o nuestra alma y la tarea que nos aguarda por completar. Si somos capaces de percibir esta verdad, la obsidiana nos ayudará en la labor de ser libres de la esclavitud de la enfermedad, la dependencia, el egoísmo, la crueldad y la ignorancia.


«Por eso, más allá de otras revelaciones que la antropología hace sobre esta cuestión, quisiera proponer que un sentido simbólico de la obsidiana es ser una piedra, cosmogónica, hierofántica y psicopompa ligada al magisterio alquímico del fuego.» ∞ Ana Silvia Serrano, SETH y la Memoria del Cuerpo


FIG 6: Se ve a un humano con rasgos “asiáticos” de fisonomía muy parecida a los pobladores de la selva ecuatoriana, en posición meditativa y sosteniendo a la serpiente en su boca (dominando el aire). | colección de "Ooparts" de La Maná - EC.

FIG 7: Es una cerámica - de la colección de "Ooparts" de La Mana - Ecuador. Figura humanoide con cola “reptil” perfectamente moldeado y que además es un de silbato que produce un doble sonido al mismo tiempo, como para conectar auditivamente los canales IDA y PINGALA (hemisferio cerebral izquierdo y derecho), que al producirse el sonido reverbera sobre la columna (Sushuma). Este elemento está relacionado al conocimiento de la Kundalini que se supone originario de otra latitud. El sonido es muy interesantes yademás es muy parecido al sonido producido por un delfín. | n a d a b r a h m a ttps://youtu.be/wpf3r2jHQSw


Con certeza siento ahora porque elijo a la OBSIDIANA3 y me acompaño de este “fuego congelado / frozen fire” con el que navegar en mis propias y profundas sombras, hoy más que nunca se que para evolucionar como especie no hay otro camino que bucear nuestra propia piscina.

Cada uno a su tiempo y desde sus potenciales aprenderá a salir de la crisálida de “homo sapiens” (animales racionales) hacia la dimensión de “homo sensorium” o seres hUmaNOs conectados e integrados con todo en la Tierra y en el Universo.


«Must know and own. This thing of darkness I Acknowledge mine.» ∞ Prospero, The Tempest (W. Shakespeare)


Milo Manara Bolero 1999 | https://youtu.be/TNrPiMn26Qg



1 «Aceptar es "abrirle la puerta a ese que tú se la ce- rrarías"» ∞ Aníbal Bascuñán «La "tolerancia" es arrogancia. Tolerar tiene que ver con aguantar, y uno siempre aguanta algo que considera inferior, –aguanto lo que no me gusta, aguanto lo que no me sirve y siempre que "aguanto" aguanto algo que considero monstruoso–; entonces yo tolero lo monstruoso. El que tolera siempre representa un nivel superior y quien tolera a lo salvaje. ¿Hasta donde soy capaz de tolerar? ... hasta que tú dejes de inco- modarme» ∞ Olmo Halpuente


2 Según Manuel Palacios en el Sumerio Lineal que es un tipo de escritura cuneiforme muy poco conocida, la “serpiente” es un símbolo relacionado tanto con la “sabiduría” así como también con los grandes movimientos de agua. AMARUKA es el símbolo que representa a la SERPIENTE, así como también AMARU significa literalmente “DILUVIO” y “KA” significa “TIERRA” y en ocasiones el término está relacionado a la “sobrevivencia”. Manuel Palacios en la invetigación de este tema titulado “Amerika Prohibida” plantea que AMERIKA significa entonces “TIERRA DE LOS SOBREVIVIENTES DEL DILUVIO”. De forma personal digo que los Amarukas somos la vigencia del eco Lemuriano Atlante.


3 La obsidiana como Símbolo | Tomado del Libro SETH Y LA MEMORIA DEL CUERPO de la Maestra Ana Silvia Serrano, 2010). Pero la obsidiana no se reduce a ser una materia, sino que se ha investido de cualidades simbólicas. Es cierto que cada forma en el que se lo talla le da a este cristal un contenido significativo particular; pero , en conjunto, la obsidiana tiene la cualidad de enfrentar al hombre con su propia sombra, esa parte de sí que no acepta, que rechaza e ignora, pero que proyecta en sus relaciones, desplaza en sus síntomas y dramatiza en sus sueños. Al confrontar con ella, el hombre posibilita integrarla y avanzar así en su evolución, pues como dice el lema del Dr. Eduardo Greco: “Evolucionar es ser más, y ser más es unirse más”. Además, ayuda a encontrar el equilibrio interior y a recuperar el centro y la energía amorosa que resulta ser la energía más alta, la más curativa y la que nos lleva a encarnar en la tierra para aprender. Suelo imaginar a la obsidiana como una llave, una antigua y sabia llave, con el poder de abrir la puerta de nuestra percepción de lo inconsciente. Si advirtiéramos que el inconsciente, la sombra, no mora dentro de nosotros, sino que nosotros habitamos en el corazón de lo inconsciente, descubriríamos, entonces que la obsidiana es una luz que guía nuestros pasos, refleja emociones y pensamientos ignorados, y nos revela que nos somos dueños de nuestra sombra hasta que la realizamos. Porque, en verdad, la sombra es el destino que nos negamos a cumplir. Allí la obsidiana nos muestra, con su capacidad de espejo, la madera de la que está hecha el alma y la tarea que nos aguarda completar. Si somos capaces de percibir esta verdad, la obsidiana nos ayudará en la labor de ser libres de la esclavitud de la enfermedad, la dependencia, el egoísmo, la crueldad y la ignorancia. Por eso, más allá de otras revelaciones que la antropología hace sobre esta cuestión, quisiera proponer que un sentido simbólico de la obsidiana es ser una piedra, cosmogónica, hierofántica y psicopompa ligada al magisterio alquímico del fuego. Por hierofanta se entiende el acto de manifestación de lo sagrado. Sólo implica que algo sagrado se nos muestra. Tal como señala Mircea Eliade, para aquellos que tienen una experiencia religiosa la naturaleza es susceptible de revelarse como sacralidad cósmica. Esto ocurre, con frecuencia, con la obsidiana. Por otra parte, su relación estrecha con la muerte y el tránsito por la sombra le da el carácter de psicopompa. En la mitología o religiones, psicopompo es un ser u objeto que conduce las almas de los muertos hacia ultratumba. Esta tarea puede hacerse extensiva a todo viaje por la sombra. El aspecto cosmogónico de la obsidiana no es menor que los anteriores, ya que ocupa un lugar destacado en la génesis del mundo. “Entonces fue hecho el hombre por el Creador y el Formador, y rindieron culto a la Piedra de Obsidiana.” (memoria de Sololá: Anales d los cakchiqueles, traducción de Adrián Recinos.) Y: “Enseguida hablaron, anduvieron, tenían sangre, tenían carne (cfr.: el texto se refiere a la creación del hombre). Se casaron y se multiplicaron. A uno le tocaron dos mujeres. Así se unieron las gentes, según contaban los antiguos ¡oh hijos nuestros! Tuvieron hijos aquellos primeros hombres. Así fue la creación del hombre, así fue la hechura de la piedra de obsidiana.”

••••

Bibliografía.

Azicri Claudia: “Astrogenealogía - Editorial KIER, 2017.

Bascuñán Anibal: www.quiron.cl.

Bobin Christian, La Part Manquante. Mitología, Ediciones Gallimard, 1989.

Campbell Joseph: “El Héroe de Las Mil Caras” FDCM, 1972.

Carutti Eugenio, LAS LUNAS El refugio de la Memoria, Editorial Kier, 1997.

Colleuil Geroges, La función terapéutica del los símbolos. Mitología, psicoanálisis, Tarot y Mandalas, Ediciones La Llave 2015.

Gerber Richard, (Vibrational Medicine) La Curación Energética, Editorial Robinbook, 1988.

Hülb Thomas: www.thomashueblonline.com | Conferencia"LosPrincipiosdelaSanacioń "y” Comunicación Transparente” en Marzo 2016 Buenos Aires.

Lodi Alejandro: www.alejandrolodi.wordpress.com

Manara Milo, Bolero 1999

Palacios V. Manuel, Amerika Prohibida volumen 1, 2014 | Amerika Prohibida volumen 2, La Colección Crespi, 2015.

Rudhyar Dane, Astrología y Vida Espiritual | Editorial EDAF 1979.

Scott Elliot W., La perdida Lemuria | http://sociedad- teosoficapr.org/Biblioteca/Lemuria....

Serrano Ana Silvia, SETH y la Memoria del cuerpo, Editorial Nuevo Ciclo, 2010. | El Huevo de Obsidiana, Editorial Índigo, 2007. | Piedra Sagrada de Sanación, Editorial Índigo, 2004.

Sheldrake Rupert, The Presence of the Past: Morphic Resonance & the Habits of Nature, Park Street Press, 2012

Steiner Rudolf : “Fundamentos de la antroposofia”

Torres Raúl V., 17 DÍAS, Terapias Cuánticas Aplicadas, Editorial Raisel, 2013.

Topí David, http://davidtopi.com/desprogramando...

Verny Thomas: “La vida secreta del nino antes de nacer”, URANO, 1988.

Wilber Ken: “Conciencia sin Fronteras, EDITORIAL KAIROS, 1987.

#consciousness #awaken #obsidiana #games #thrones

Featured Posts
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square